Si se equivoca usted, admítalo

Diga usted de sí mismo todas las cosas derogatorias que sabe está pensando la otra persona, o quiere decir, o se propone decir, y dígalas antes de que él haya tenido una oportunidad de formularlas y le quitará la razón de hablar.

Ejemplo; Señor X, si lo que dice usted es cierto, la culpa es mía y no hay excusas por este error. Después de hacer dibujos para usted durante tanto tiempo, ya debía saber estas cosas. Estoy avergonzado por lo que ocurre.

Hay un cierto grado de satisfacción en tener el valor de admitir los errores propios. No sólo limpia el aire de culpa y actitud defensiva, sino que a menudo ayuda a resolver el problema creado por el error.
Cualquiera puede tratar de defender sus errores y justificarlos, pero esta por encima de los demás, y asume un sentimiento de nobleza y exaltación quien admite los propios errores.

Peleando no se consigue jamás lo suficiente, pero cediendo se consigue más de lo que se espera.

Manuel Rubio Juárez
coach_vm@yahoo.es
coachrubio.acnshop.eu
fincaalbahaca.com

Bibliografía "Como ganar amigos e influir en las personas" Dale Carnegie

Comentarios

Entradas populares