Revolución Espiritural

Buenos Días Familia!!!

Nunca llueve a gusto de todos. Pero el sol sale por igual para buenos y malos. Dios sigue siendo bueno tanto si apruebas ese examen como si no. Dios sigue siendo bueno tanto si consigues ese trabajo como si no. Dios sigue siendo bueno tanto estés sano o no. Dios sigue siendo bueno tanto si en el mundo hay justicia como si no. A los ojos de Dios todo lo creado es bueno y sigue siendo bueno. Nosotros somos los que le damos el punto de vista que queramos; bueno o malo, lo bueno es bueno pero lo malo nos lo podemos tomar como un reto. Para muchísima gente una crisis significa una oportunidad un momento de cambio y lo ve como una bendición.

Además somos creados a imagen y semejanza de Dios, todo lleva su sello, todo llevamos una partícula Divina, que podemos cuidar, fortalecer y agrandar. En el momento que llegamos a la tierra nos identificamos inmediatamente con nuestro cuerpo y nuestra mente, pero en nuestro interior hay un pasajero todavía más importante, al que poco a poco, en la historia de la evolución de la humanidad va a tomar un papel más relevante. Es nuestro espíritu y está en comunión con todos los demás y con Dios mismo.

Es nuestra responsabilidad personal la que va a hacer que esa comunión sea más estrecha o no, va a ser nuestro compromiso el que decida estrechar lazos de unión entre todos, que el mundo sea más justo es una responsabilidad nuestra, el Reino de Dios está entre nosotros, somos nosotros los que decidimos vivir en el paraíso o en otro lado. En la mayor medida en el que estudiemos la manera de fortalecer nuestro espíritu y estrechemos lazos de comunión entre nosotros y con Dios, podremos disfrutar de nuevo del paraíso que un día creó Dios para nosotros y un día decidimos salir a dar una vuelta.

En verdad, cada vez me doy más cuenta de que soy cristiano apostólico y romano por una casualidad de espacio, Es decir soy cristiano porque he nacido en Sevilla, en una familia cristiana e hicieron bien en educarme en esa religión a la que estoy francamente agradecido porque me ha hecho conocer más a Dios y a mí mismo. Pero la Iglesia católica no tiene el monopolio de Dios, por no hablar del montón de incoherencias desde su metodología, hasta la predicación de su mensaje y su ejemplo, mantengo la esperanza que evolucione a mejor. Hay numerosas culturas, pasadas y presentes que han estudiado a Dios y han mantenido una espiritualidad que la han hecho progresar como sociedad, por eso hay que ir a conocer las demás religiones porque todas tienen algo de verdad. Y ninguna es más que otra, como ningún ser es más o menos que otro, somo iguales ante Dios. Y Dios es más grande que el Cristianismo que el Judaísmo que el Islamismo, que el Budismo y que los Testigos de Jheová.

Los de mi generación hemos vivido todo el apogeo de la revolución informática en la que está sumergida la era de la información. La pieza clave que ha originado está revolución tecnológica es la mente humana, es su modelo más directo. Si no fijarse en un ordenador que es prácticamente una extensión del unas capacidades del cerebro humano. El modelo de la próxima revolución tecnológica será el espíritu.

Hay que salirse de nuestras parcelas de aprendizaje, hay que saltar de nuestros propios clichés, de nuestras etiquetas que nos tienen encorsetados, hay que buscar afuera y encontrarse adentro, una búsqueda interior para llenar y crear un espíritu, cada día más acorde, con el paraíso que queramos crear para todos nosotros. Podemos utilizar como recurso la ya conocida oración, estudiar sus procedimientos, actualizarla, todo lo que digamos con el corazón Dios lo escucha, y en su momento oportuno se nos concederá, mantengamos una actitud de escucha activa, para ver lo que Dios nos dice.

Otra metodología es la meditación, seamos valientes y aprendamos a activar los chacras, o técnicas como reiki, esto va directamente relacionado con lo de saltar de paradigmas y estudiar otras culturas.

Manuel Rubio Juárez, "Quod Amor sit Omne"
fincaalbahaca.com

Comentarios

Entradas populares