Asturias, al detalle

Buenos Días Famila:

Ha sido espectacular este verano que gracias a Dios a sido largo, familiar y llenos de aventuras. Hoy os voy a comentar, prácticamente al detalle como y porque ha sido elegido Asturias para pasar unos días especialmente agradables en familia. Aprovecho la ocasión para agradecer enormemente a todos los participantes del viaje, ha sido espectacular.












Ya sabéis que somos muy familiares y que nos encanta mantener buenas relaciones con prácticamente todas las personas, familares o amigos. Pues una parte de la familia de Bailen, que viene por parte paterna, tenemos una abuelita que es de Asturias, exactamente el hilo familiar no lo tengo claro porque son primos segundos de tía abuela que tal y cual, mi padre tiene perfectamente ubicados a todos, pero a mí me cuesta todavía, a si que entre nosotros nos llamamos abuela, tíos y primos según la edad y echamos para adelante. Ya quedaré con mi padre y haremos un árbol genealógico.

Toda la familia de esta abuelita con frecuencia, se juntan y viajan a Asturias, el lugar de donde provienen. Este año nos invitaron a participar del viaje, y a nosotros que no nos gusta viajar, pues nos apuntamos del tirón.
A si que el día 17 de Agosto nos congregamos alrededor de 14 personas para realizar toda una aventura turística: "Conocer Asturias". Llegamos de diferentes lugares y acabamos en casa de Angel Tomás y Mariana, en la que nos recibieron una cena de tapas exquisitas de la tierra, y descansar esa noche en su casa, para iniciar todos juntos el recorrido hacia el primer punto de destino. Luarca.

Es curioso que un país como España tenga tanto contraste entre el sur y el Norte, eso la hace especialmente atractiva. Pero es atravesar el norte y todo el paisaje cambia por completo, los colores se tornan de toda la gama de verdes que da la naturaleza y agua por todos lados, y la temperatura desciende a los 11 grados tranquilamente. Imaginarse la gozada que estar en Agosto y dormir tapado,, incluso a veces con un endredon.
Llegamos a Luarca, donde nació la abuela Elvira, un pequeñito pueblo pesquero especialmente encantador, estaba en fiestas y nosotros que llevamos la fiesta por dentro pues se iba juntando todo. Desde allí realizamos unas cuantas excursiones:

La primera excursión fue a Taramundi, un rinconcito especialmente encantador, lleno de verde, fresquito del güeno que nos hizo las delicias a todos, había varias norias mediavales del siglo XII, con los que consiguieron, moler el trigo, desbrozar la lana para ropa y hasta avivar una fragua con una técnica adelantada a su tiempo y aprovechaban también el agua para darle martillazos al hierro candente. Con la llegada de las primeras bombillas, Taramundi fue de los primeros municipios en disponer de luz electrica gracias a la corriente que le generaba el agua.





El siguiente punto de destino fue a cabo Busto donde encontramos unas vistas espectaculares y según me han contado se ve una playa donde se realizó la última escena de los Goonies, cuando sale el barco pirata, "ya os comento que google no lo confirma", pero el rumor está ahí,y tampoco lo descarta. Y la otra excursión especialmente espectacular es a Cudillero, todavía más pequeño que Luarca y lleno de multitud de colores con unas vistas alucinantes. Altamente recomendado para parejas en busca de sitios bucolicos para pelar la pava y que se te caiga la baba.

Que decir de las comidas, pues muy buena variedad, muy buena carne de vaca, y excelente fabada y de bebida que no faltara la sidra que en todos los restaurantes la ponían. En general muy buena la comida, en algun que otro restaurante a la hora de reservar se echaban las manos a la cabeza cuando deciamos que ibamos a ser 14, jajaja. y cuando nos sentabamos parecía más una comunión o una boda que otra cosa, ha sido muy divertido. Además en la carretera parecíamos un séquito, al coche de mi padre lo hemos bautizado como el "Papa Movil", a él también le ha hecho gracia.

El siguiente punto de encuentro fue Gijon, hermosa ciudad, aparcamos cerca del paseo marítimo y nuestra sorpresa fue que por la mañana había playa pero por la tarde no. La marea alta daba de lleno con el paseo marítimo. Dimos un paseo agradable, por el puerto marítimo que esta cerca y por el casco antiguo, pudimos ver una gran estatua de Don Pelayo y nos hizo gracia que le habían agregado una botella de sidra y un vaso, haciendo como si escarciara la sidra, esta muy simpático.

Ultima estancia en Oviedo y la guinda del viaje fue sin duda el descenso del Sella. No sabía que me iba a encontrar, incluso me daba respeto cuando hablaba alguien que ya lo había hecho. Pero fue totalmente divertido, el descenso lo hacían muchísima gente en canoa o ka-yak, y todas las edades, niños más o menos desde 4 años en adelante, personas adultas e incluso parejas de abuelos con espíritu joven, también lo realizaron mascotas como perretes. Los saltos son pequeñitos y fáciles de atravesar, también hay que decir que estabamos a finales de verano y el caudal del agua era mínimo, nos quedamos varados un par de veces o tres, aún así lo atravesamos sin mayor dificultad. Había tres paradas una a 7,5 Km, otra a 10 Km y la última hasta la ciudad de 15Km. Nosotros nos paramos en la segunda estación de penitencia, jajaja, algo cansadetes del pecho, brazos y de la espalda, pero al día siguiente sin agujetas. He de decir en pos de la verdad que ganamos Jesús padre y yo, que supimos marcar una buena estrategia, buena visión a la hora de los saltos, y un buen trabajo en equipo. Lo siento prima María y Elvira, otra vez será ...muack...

Una última cena conociendo a más primos corono un viajes inolvidable, lleno de risas, anécdotas, más cohesión familiar y de ratos agradables para la colección.

Manuel Rubio Juárez, "Quod Amor sit Omne"












Comentarios

Entradas populares