Calçotada y Paella 2018. La crónica.

Buenas Familia!!!

Por si hay algún despistado, ya nos hemos comido los calçot, por si hay alguien que mantiene la esperanza que todavía no la hayamos realizado y esté leyendo el post creyendo que vamos hacer otra. La calsotada la organizamos el "pasado" Domingo 4 y permitirme decirlo; pasamos una jornada espectacular entre familiares, amigos, amigos de amigos, buena comida, y abundante buen humor, y todo ello sumo para pasar un rato como digo yo: "para la colección de buenos momentos", estos son los que valen, los buenos ratos, lo que me gusta acumular sin medida ninguna.

Antes de seguir la crónica de este maravilloso día, me encantaría presentaros y agradecerles tanto trabajo para que salga todo excelente, on time, y extremadamente delicioso, que ha hecho las delicias, en boca, de todos los comensales que pudimos asistir. El comité organizador está compuesto de una serie de amigos que poco a poco hemos ido creciendo juntos y participando en numerosos acontecimientos de nuestra vida, estrechando así nuestros lazos de amistad; Patricia, Raúl, Rosa, Ricardo, Iván, Ana y junto con un servidor, formamos un excelente equipo, al que nos gusta llamarnos; Comando G, (por los dibujitos, evidentemente). Y aunque personalmente me gusta agradecer de manera personal su implicación y colaboración tan estrecha en la organización del evento. Aquí lo voy hacer de nuevo: "Muchísimas gracias de nuevo por vuestro trabajo, porque sin duda, esto no se podría realizar sin vuestra ayuda, muchísimas gracias equipo".

También pedimos a los asistentes, que si quieren y pueden traerse algún postre casero, pues tienen total libertar de hacerlo, puesto que este evento, es más una reunión de amigos que otra cosa. Otros años, la gente ha traído multitud de postres, bizcochos, palmeras, tartas, etc. Pero este año ha estado la cosa más tranquila, por eso quiero agradecer a mi compañera de teatro Miriam Manzano que nos haya regalado su tiempo y su arte a realizar unas tartas de catalogo de revista culinaria y que además estaban espectaculares. Pues eso Miriam; muchísimas gracias por tu dedicación y generosidad.

Por último quiero agradecer a los valientes, que incluso con el día nublado y algún que otro chaparrón sacamos adelante un día espectacular, gracias por confiar de nuevo en nosotros y asistir al evento, gracias por invitar a vuestros familiares y amigos a sumarse a este ratito tan bueno, que cada año le estamos cogiendo más cariño. El recuento final aproximadamente han sido de 80 personas entre adultos y niños, 20 personas más que el año pasado. 


Personalmente me encanta realizar estos eventos, aunque haga pocos al año, porque tienen una enorme cantidad de trabajo detrás para que todo este perfecto. Pues, como digo, me encantan estos jaleos por diferente motivos: 

  1. El hecho de empezar a invitar a mis amigos, hace que contacte con ellos y vengan o no vengan, tengo unas palabras con ellos, mantengo una cercanía, y además nos ponemos al día. Así que ya nada más que por este motivo, merece la pena todo este follón(que bonita palabra). 
  2. Con el grupo de trabajo (Comando G), con el que guardo una estrecha relación, paso más tiempo, eso significa, no sólo que nos ponemos al día, sino que al pasar más tiempo con ellos, salen conversación, risas, otros proyectos, otras quedadas y compartimos lo que nos gusta llamar "oro molio", conversación filosóficas en las que salen perlas, utilizables para el día a día.
  3. Reagrupar, el día en sí, en el que vienen tantos familiares y amigos para pasarlo bien, esa sensación es espectacular, los saludos, los abrazos, los; "madre mía como han crecido los niños", y todas las charlas que salen a raíz de juntarnos. 
  4. Saborear, platos exquisitos, en el que se mezcla; todo el cariño que han tenido los agricultores a la hora de sembrar y cuidar los calsot para que el día de su comida estén fabulosos, la energía que desprenden las manos que los hacen al fuego y se colocan en papel de periódico para que estén a punto. Y todas las sutilezas aromáticas de tantos ingredientes que lleva la paellas para que sea un bocado especialmente delicioso!!
Me imagino que habrán muchísimos motivos para juntarnos y celebrar la amistad, y como ya sabemos en el sur; sobran los motivos. Como propuesta para el año que viene, es pedir más ayuda a la hora de la preparación del evento, puesto que cada vez somos más en el evento, el trabajo se multiplica y pedimos y agradecemos más ayuda para eventos próximos. Aquí no hay ningún propósito económico, de hecho ponemos en el presupuesto, acordarnos de quien más lo necesita y aportar una parte a una ONG.

El punto más crítico que vivimos, podemos decir que fue alrededor de las 11:30, que cayo un aguacero, sin ton ni son,  nos miramos la cara los tres, y nos hicimos caquita. La expresión fue: "nos vamos a hartar de calsot" JAJAJAJAJA, Afortunadamente, después de ese pequeño chaparrón, es día se estabilizó, incluso con ratos de sol, no hubo viento ninguno, la temperatura era cálida y el día permitió disfrutar de la jornada. 

Los niños pudieron disfrutar enormemente de todo lo que dispone la granja escuela, dos monitoras; Deyanira y Nieves se ocuparon de que lo pasaran fenomenal. Y los adultos entre la paella, botellines, los calsot, el mojito y las tartas, pues ya teníamos para rato. 

En fin, muchísimas gracias a todos por asistir, participar y colaborar.

Manuel Rubio Juárez, "Quod Amor sit Omne"
coachrubio.acnshop.eu













Comentarios

Entradas populares